Trastornos de ansiedad y tratamientos eficaces, según la APA

Todo el mundo puede sentirse ansioso en algunas ocasiones. Hay determinadas situaciones, tales como la presión de ajustarse a un plazo de entrega determinado o asistir a un evento social, que pueden resultar estresantes, y nos pueden poner nerviosos en mayor o menor medida. Experimentar esta forma leve de ansiedad puede ayudar a una persona a estar más alerta y prepararse para hacer frente a un desafío o a una situación amenazante. Sin embargo, cuando el miedo experimentado es extremo y persiste la preocupación ante la situación que lo suscita, podríamos estar ante un trastorno de ansiedad.

Así lo señala la Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association, APA) en un artículo publicado en su página Web, a través del cual aborda el tema de los trastornos de ansiedad y los tratamientos más eficaces basados en la evidencia.

(…) seguir leyendo

Sir Ken Robinson: Las escuelas matan la creatividad TED 2006

Sir Ken Robinson es reconocido a nivel mundial como un experto en creatividad y educación, por sus logros estudiando estos temas, fue ordenado caballero en junio de 2003.

En esta TEDTalk, Ken Robinson hace una apasionada y divertida argumentación sobre la importancia de la creatividad para los retos de nuestro siglo.

Recuperado de: https://www.youtube.com/watch?v=nPB-41q97zg
Video original en TED
http://www.ted.com/index.php/talks/ke…

Subtitulado para Youtube en Español por Ajmme Kajros
Su Blog:
http://ajmmekajros.com/anamnesis

Descarga compatible con reproductores DivX:
http://ajmmekajros.com/anamnesis/inde…

Video redistribuido y subtitulado en español bajo las políticas de uso de TEDTalks :
http://www.ted.com/index.php/pages/vi…

Entre maestros

 

11 alumnos, 1 profesor, 12 días de clase. Un documental producido por ALEA sobre una experiencia educativa innovadora. Un encuentro entre la vida y la educación a través del autoconocimiento en clase. Experiencia basada en la mirada “educar empoderando”

http://www.lacajadepandora.eu

Carlos González tiene a sus espaldas 24 años de experiencia como profesor de enseñanza secundaria pero ha dejado la docencia para divulgar una nueva forma de entender la educación. Él y un grupo de adolescentes desmotivados a los que se imparten unas clases que se salen de lo habitual, son los protagonistas de Entre maestros, la película documental dirigida por Pablo Usón ( The Pelayos y 23F. El día más difícil del Rey ) que La 2 de Televisión Española emite el viernes 13 de septiembre a las 23.55 h en La 2.

VIDEO CON SUBTÍTULOS EN INGLÉS: http://www.youtube.com/watch?v=bnaunQ…

http://www.lacajadepandora.eu // http://biodescodifica-t.com

En Entre maestros somos testigos de excepción de la experiencia que vivieron Carlos y los once alumnos, seleccionados en un casting, durante doce días. En el documental vemos como el maestro intenta despertar en los chicos la capacidad de conocerse, creando un ambiente que les ayude a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Las claves de la experiencia: respeto, confianza y provocación.

Un libro en el origen del documental
¿Cómo surge la idea de hacer este documental? Cuenta Pablo Usón que todo empezó con un email. Alguien propició que el libro escrito por Carlos González, Veintitrés maestros, de corazón. Un salto cuántico en la enseñanza, despertara su interés por conocer al autor y proponerle el reto de convertir aquella novela en una experiencia real.

Poco antes de su estreno, Pablo y Carlos explicaban en Para todos La 2 que las cámaras entraron en la rutina de profesor y alumnos de forma no intrusiva, hasta el punto de que en pocas horas tanto uno como otros parecían haber olvidado su presencia.

Un grupo de adolescentes desmotivados, un profesor con la firme voluntad de que recuperen el interés, un experimento que dura 12 días en el mes de julio de 2012 en Barcelona y muestra que no todo está perdido. “Entre Maestros” es nuestro estreno de la semana no sólo porque llega el mismo día a cines e Internet, sino porque su mensaje, en estos tiempos de reformas sin sentido, es absolutamente necesario.

El profesor es Carlos González, un docente y formador con 24 años de experiencia enseñando matemáticas y físicas. Los alumnos, 11 chicos y chicas de entre 16 y 18 años, no se conocían entre sí y se seleccionaron en un casting. “Buscamos lo más representativo de una clase”, explica el director y productor del documental Pablo Usón. “El rebelde, el pasota, el simpático..”. Pero una vez establecidos los roles, el profesor hace todo lo posible por provocar a los alumnos para que se salgan de ellos y por “fomentar su autoconocimiento”. La forma: hablando, hablando todos mucho. Del concepto de que “todos son maestros” y de que todos aprendemos de todos surge el título del documental.

 

recuperado de: https://www.youtube.com/watch?v=wPaQOT4ybw0&app=desktop

Cómo ayuda la psicoterapia a las personas a recuperarse de la depresión

Según el Instituto Nacional de Salud Mental, se calcula que 18,8 millones de adultos en los Estados Unidos tienen depresión durante cualquier año. Muchos ni siquiera reconocen que tienen una condición que puede tratarse muy eficazmente. Esta hoja informativa de preguntas y respuestas analiza la depresión con un enfoque en cómo la psicoterapia puede ayudar a recuperarse a una persona con depresión.

¿Cómo difiere la depresión de la tristeza ocasional?

Todos nos sentimos tristes o desanimados alguna vez. La mayoría de las personas sufren las experiencias tristes de la vida como una enfermedad grave, la pérdida de un empleo, la muerte de un familiar o un divorcio. Estos sentimientos de dolor tienden a ser menos intensos con el paso del tiempo.

La depresión se produce cuando sentimientos de profunda tristeza o desesperación duran como mínimo dos semanas o más y cuando interfieren con las actividades de la vida cotidiana como trabajar o incluso comer y dormir. Las personas deprimidas tienden a sentirse indefensas y sin esperanzas y a culparse por tener estos sentimientos. Algunas pueden tener pensamientos de muerte o suicidio.

Las personas con depresión pueden sentirse abrumadas y agotadas y dejar de participar en ciertas actividades cotidianas, retrayendose de familiares y amigos.

¿Qué causa la depresión?

Los cambios en la química del cuerpo influyen en el estado de ánimo y los procesos de pensamiento y los factores biológicos contribuyen en algunos casos de depresión. Además, las enfermedades crónicas graves, como la enfermedad cardíaca o el cáncer, pueden estar acompañados por la depresión. Para muchas personas, sin embargo, la depresión indica primero y principalmente la falta de equilibrio en determinados aspectos mentales y emocionales de la vida.

Las transiciones importantes y los principales factores de estrés en la vida, como la muerte de un ser querido o la pérdida de un empleo, pueden contribuir a provocar la depresión. Otros factores más sutiles que conducen a la pérdida de identidad o autoestima pueden también contribuir. Las causas de la depresión no siempre son evidentes de inmediato por lo que el trastorno requiere la evaluación cuidadosa y el diagnóstico de un profesional de la atención médica de salud mental.

A veces la persona tiene poco o ningún control sobre las circunstancias implicadas en la depresión. Otras veces, sin embargo, la depresión se produce cuando las personas no pueden ver que realmente tienen opciones y pueden hacer cambios en sus vidas.

¿Puede tratarse la depresión con éxito?

Por supuesto. La depresión es muy tratable cuando una persona recibe atención competente. Los psicólogos están entre los proveedores de salud mental con autorización para ejercer y muy capacitados, con años de experiencia en el estudio de la depresión y ayudan a los pacientes a recuperarse de ella.

Existe todavía determinado estigma, o renuencia, asociado con buscar ayuda para los problemas emocionales y mentales, incluyendo la depresión. Lamentablemente, los sentimientos de depresión suelen considerarse como un signo de debilidad antes que una señal de algo que no está equilibrado. El hecho es que las personas con depresión no pueden simplemente reaccionar y sentirse mejor espontáneamente.

Las personas con depresión que no buscan ayuda sufren innecesariamente. Los sentimientos y preocupaciones no expresados, acompañados por una sensación de aislamiento, pueden empeorar la depresión. No está de más insistir en la importancia de obtener atención médica profesional de calidad.

¿Cómo ayuda la psicoterapia a recuperarse de la depresión a las personas?

Hay varios enfoques en la psicoterapia, incluyendo la terapia cognitiva-conductual, la interpersonal, la psicodinámica y otras clases de terapia conversacional, que ayudan a las personas a recuperarse de la depresión. La psicoterapia ofrece la oportunidad de identificar los factores que contribuyen a su depresión y a afrontar eficazmente las causas psicológicas, conductuales, interpersonales y situacionales.

Terapeutas capacitados, como psicólogos autorizados para ejercer, pueden trabajar con personas deprimidas para:

  • Señalar los problemas de la vida que contribuyen a su depresión y ayudarlas a entender qué aspectos de estos problemas pueden ser capaces de resolver o mejorar. Un terapeuta capacitado puede ayudar a los pacientes deprimidos a identificar opciones para el futuro y a fijarse metas realistas que les permita mejorar su bienestar mental y emocional. Los terapeutas también ayudan a las personas a identificar cómo lidiar satisfactoriamente con sentimientos similares, si tuvieron depresión en el pasado.
  • Identificar patrones de pensamiento negativos o distorsionados que contribuyen a sentimientos de desesperanza e indefensión que acompañan a la depresión. Por ejemplo, las personas deprimidas pueden tender a generalizar en exceso, es decir, a pensar en las circunstancias en términos de siempre o nunca. También pueden tomar las cosas de forma personal. Un terapeuta capacitado y competente puede ayudarlas a nutrir una actitud más positiva frente a la vida.
  • Explorar otros pensamientos y conductas conocidos que generan problemas y contribuyen a la depresión. Por ejemplo, los terapeutas pueden ayudar a las personas deprimidas a entender y mejorar patrones de interacción con otras personas que contribuyen a su depresión.
  • Ayudar a las personas a recuperar el control y el placer de la vida. La psicoterapia ayuda a las personas a ver las opciones que tiene, así como a incorporar gradualmente actividades placenteras y satisfactorias nuevamente en sus vidas.

La ocurrencia de un episodio de depresión aumenta en gran medida el riesgo de tener otro. Existen pruebas de que la psicoterapia continua puede disminuir la posibilidad de futuros episodios o al menos reducir su intensidad. A través de la terapia, las personas pueden aprender tácticas para evitar el sufrimiento innecesario de episodios futuros de depresión.

¿En qué otras formas ayudan los terapeutas a las personas deprimidas y a sus seres queridos?

El apoyo y la participación de la familia y amigos puede desempeñar un papel crucial para ayudar a alguien con depresión. Las personas en el sistema de apoyo pueden ayudar a alentar al ser querido deprimido a seguir el tratamiento y a poner en práctica las técnicas de afrontamiento y tácticas para la resolución de problemas que aprenda mediante la psicoterapia.

Vivir con una persona deprimida puede ser muy difícil y estresante para los familiares y amigos. El dolor de ver a un ser querido con depresión puede provocar sentimientos de indefensión y pérdida. La terapia familiar o de pareja puede resultar beneficiosa para reunir a todas las personas afectadas por la depresión y ayudarlas a aprender formas eficaces de sobrellevarla juntos. Este tipo de psicoterapia también puede brindar una buena oportunidad para que las personas que nunca han tenido depresión aprendan más al respecto e identifiquen formas constructivas de apoyar a un ser querido que tiene depresión.

¿Son útiles las medicaciones para tratar la depresión?

Las medicaciones pueden ser muy útiles para reducir los síntomas de la depresión en algunas personas, sobre todo en los casos de depresión moderada a grave. Algunos proveedores de atención médica que tratan la depresión pueden preferir la combinación de psicoterapia y medicaciones. Dados los efectos colaterales, el uso de medicación requiere un control atento por parte del médico que la receta.

Algunas personas deprimidas pueden preferir la psicoterapia al uso de medicación, en especial si su depresión no es grave. Al realizar una evaluación exhaustiva, un profesional de la salud mental capacitado y autorizado para ejercer puede ayudar a hacer recomendaciones sobre un curso eficaz de tratamiento para la depresión del paciente.

La depresión puede afectar seriamente la capacidad de una persona para conducirse en situaciones cotidianas. Sin embargo, las perspectivas de una recuperación a largo plazo son muy buenas para quienes buscan ayuda profesional. El trabajar con terapeutas calificados y experimentados, puede ayudar a las personas con depresión a recuperar el control de sus vidas.

TRASTORNOS DE ANSIEDAD

TRASTORNOS DE ANSIEDAD

La ANSIEDAD según el diccionario de la Real Academia Española de la lengua:

Del lat. anxiĕtas, -ātis.

1. f. Estado de agitación, inquietud o zozobra del ánimo.

2. f. Med. Angustia que suele acompañar a muchas enfermedades, en particular a ciertas neurosis, y que no permite sosiego a los enfermos.

LA ANSIEDAD COMO EMOCIÓN 

Si bien es cierto que tendemos a asociarla al sufrimiento, la ansiedad es un concepto complejo que puede entenderse desde múltiples perspectivas y no necesariamente siempre como algo patológico.

Considerada como una emoción, la ansiedad es, por tanto, un fenómeno natural y necesario, una reacción del organismo, para sobrevivir ante ciertas amenazas ya que nos pone en alerta preparándonos para la acción y ayudándonos a superar los peligros.

La ansiedad -como cualquier emoción- forma parte del repertorio con el que nos ha dotado la naturaleza para adaptarnos al mundo.

COMPONENTES DE LA ANSIEDAD COMO EMOCIÓN:

La ansiedad se manifiesta a través de tres niveles o componentes:

  • cognitivo,
  • fisiológico
  • motor-conductual.

Componente cognitivo. El componente cognitivo se refiere a los pensamientos e imágenes con contenido amenazante que nos asaltan y aturden en modo de preocupación y pensamientos reiterativos. Nuestra mente anticipa catástrofes y peligros de forma automática y les concedemos un alto grado de credibilidad a dichas ideas. A ésto le llamamos: ansiedad cognitiva.

Componente fisiológico. El componente fisiológico se refiere a las sensaciones físicas que percibimos en nuestro cuerpo cuando se produce un incremento de la activación en nuestro organismo. El corazón nos late más deprisa, la boca se nos seca, nos cuesta respirar, las piernas nos tiemblan, las manos nos sudan… En ocasiones interpretamos dichos signos como evidencias de que algo terrible nos va a suceder, e igualmente le otorgamos un alto grado de credibilidad a dichas creencias. A esto le llamamos ansiedad fisiológica.

Componente motor o conductual de la ansiedad. Es el componente más claramente visible por parte de un observador externo. Incluye cualquier comportamiento encaminado a huir, escapar o evitar los peligros -reales o imaginarios- que nos atemorizan.

 

Estos tres componentes se influyen mutuamente y contribuyen a manejar y a afrontar de manera exitosa distintas situaciones conflictivas y problemas reales de nuestro entorno. En tales circunstancias la ansiedad es una emoción sana, ya que contribuye y nos prepara para manejar ciertas adversidades.

Sin embargo, en ocasiones, este mecanismo se nos activa sin que exista un peligro real; en cuyo caso, deja de ser un mecanismo adaptativo para convertirse en una incómoda molestia que repercute negativamente en distintas áreas o esferas de nuestra existencia

 

ANSIEDAD PATOLÓGICA

(Este apartado ha sido extraído de la Wikipedia)

En las sociedades avanzadas modernas, esta característica innata del ser humano se ha desarrollado de forma patológica y conforma, en algunos casos, cuadros sintomáticos que constituyen los denominados trastornos de ansiedad, que tiene consecuencias negativas y muy desagradables para quienes lo padecen. Entre los trastornos de ansiedad se encuentran las fobias, el trastorno obsesivo-compulsivo, el trastorno de pánico, la agorafobia, el trastorno por estrés postraumático, el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de ansiedad social, etc. El miedo escénico es una forma de ansiedad social, que se manifiesta frente a grupos y ante la inminencia de tener que expresarse en público o por efecto de imaginar dicha acción. En el caso del trastorno de ansiedad generalizada, la ansiedad patológica se vive como una sensación difusa de angustia o miedo y deseo de huir, sin que quien lo sufre pueda identificar claramente el peligro o la causa de este sentimiento. Esta ansiedad patológica es resultado de los problemas de diversos tipos a los que se enfrenta la persona en su vida cotidiana, y sobre todo de sus ideas interiorizadas acerca de sus problemas.

No se conocen totalmente las causas de los trastornos de ansiedad, pero se sabe que la interacción de múltiples determinantes favorece su aparición. Se conoce la implicación tanto de factores biológicos como ambientales y psico-sociales. Además, es muy común la comorbilidad con otros trastornos mentales, como los trastornos del estado de ánimo.

Entre los factores biológicos, se han encontrado alteraciones en los sistemas neurobiológicos gabaérgicos y serotoninérgicos; anomalías estructurales en el sistema límbico (córtex paralímbico), que es una de las regiones más afectadas del cerebro; ciertas alteraciones físicas; una mayor frecuencia de uso y/o retirada de medicinas, alcohol, drogas y/o sedantes y otras sustancias; y cierta predisposición genética.

Entre los factores ambientales, se ha encontrado la influencia de ciertos estresores ambientales, una mayor hipersensibilidad y una respuesta aprendida. Los factores psicosociales de riesgo son las situaciones de estrés, las experiencias que amenazan la vida, el ambiente familiar y las preocupaciones excesivas por asuntos cotidianos. Determinadas características de la personalidad pueden ser factores predisponentes.